miércoles, 16 de agosto de 2017

Vicepresidente del Ingenio Guabirá: El problema no es la caña sino tenencia de la tierra

El vicepresidente del Directorio del Ingenio Guabirá de Santa Cruz, Ivar Perales, dijo que el problema mayor que enfrenta el ingenio San Buenaventura, instalado en el norte del Departamento de La Paz, no es la siembra de caña, sino la tenencia de la tierra.

Actualmente, las áreas en las proximidades del proyecto estatal están ocupadas y tienen estatus de Tierras Comunitarias de Origen (TCOs). Estimó que existen actualmente entre 5 a 6.000 hectáreas bajo el dominio de las comunidades.

PRESIDENTE MORALES

El presidente Evo Morales, que participó el lunes del inicio de la segunda zafra comercial de la Empresa Azucarera de San Buenaventura, expresó su preocupación por la falta de la materia prima para la industria y ante esa situación hizo una convocatoria pública a los campesinos, indígenas e incluso empresarios para que amplíen las plantaciones de la caña.

“Yo quiero aprovechar esta oportunidad para convocar al movimiento campesino, al movimiento indígena y a los pequeños empresarios para que amplíen las plantaciones de caña de azúcar, tenemos la capacidad de procesar por lo menos 10.000 o 11.000 hectáreas en nuestra industria, pero lamentablemente en La Paz no tenemos una cultura de plantar caña de azúcar porque tenemos algunas dudas”, dijo ANF.

El jefe de Estado recordó que el año pasado apenas se tenía 1.200 hectáreas de caña de azúcar para la industria que está en pleno funcionamiento, la cifra aumentó para la presente gestión hasta 1.600 hectáreas y para el 2018 se estima que se alcanzará a 3.000 hectáreas.

AUTOCONSUMO

Perales explicó que la siembra de la caña puede hacerse en cualquier lugar del mundo, considerando previamente las condiciones de la tierra, pero insistió que al presente los predios que rodean el emplazamiento de la planta de San Buenaventura son improductivos y solamente se puede producir algunos granos para autoconsumo de la comunidad.

MONTE VIRGEN

Dijo que nunca hubo en la región actividad agrícola por lo que es improbable que se pueda contar el proyecto con materia prima en el corto plazo, debido a que los cultivos de caña tienen procesos que exigen tiempos y prácticas específicas. Señaló que la región es monte virgen, donde nunca se desarrolló actividad agrícola a excepción de cultivos como maíz, yuca y otros productos alimenticios.

Señaló que la plantación de caña existente en San Buenaventura se realizó cuatro años antes de que se establezca la planta, lo que dio lugar a que el manejo del cultivo sea inadecuado. Indicó que la caña, al ser un cultivo perenne, requiere la regeneración de materia orgánica y un buen manejo agronómico.

DESMONTE

Otro problema que identificó Perales, quien dijo conocer la región, se refirió a la necesidad de que los potenciales productores puedan proceder con el desmonte de tierras, cuyo costo varía de 2 a 3.000 dólares por hectárea.

Señaló que, como consecuencia de los desechos orgánicos resultantes del desmonte, la superficie utilizable se reduce al 60 por ciento en promedio, por lo que los costos se incrementarían.

PROPUESTA

El Vicepresidente del Directorio del Ingenio Guabirá indicó que entre las eventuales soluciones para la provisión de caña a la planta de San Buenaventura, se tiene a Rurrenabaque (Beni), donde no existen TCOs sino propiedades privadas. “Es allí donde se puede producir caña para suministrar -en parte- las necesidades de la planta de San Buenaventura”, sostuvo.

PRODUCCIÓN

Perales –por otra parte– minimizó el problema de la mano de obra señalada por el presidente Morales. Manifestó que por la capacidad instalada del ingenio paceño, será importante encarar la plantación mecanizada de la materia prima, considerando la escala y capacidad de producción instalada.

“Todo debe ser mecanizado, desde la siembra hasta la cosecha, para ello existen tecnologías de punta destinadas a desarrollar una industria competitiva”, dijo Perales ante una consulta realizada ayer por EL DIARIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario