miércoles, 5 de abril de 2017

Perú e Italia van por el alcohol de San Buenaventura


La Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba) negocia con empresas de Perú e Italia la comercialización de su producción de alcohol. Las entidades han mostrado su interés en el producto, lo que significará una ampliación de su capacidad productiva que alcanzó el año 2016.

“Viene una empresa italiana muy importante en la industria farmacéutica para definir la compra de nuestra producción de alcohol. También otra empresa peruana está interesada en comprar nuestro alcohol, que por ahora son solo derivados de la producción de azúcar, que es lo más importante para nosotros”, dijo el gerente de Easba, Ramiro Lizondo.

La empresa ha producido 1.350.000 litros de alcohol para el consumo humano el 2016, que ya las comercializó.

Lizondo informó de que la empresa estatal produjo 102.000 quintales de azúcar y vendió más de la mitad a través de Emapa. También produjo 5.800 megawatts de energía eléctrica. Se suma la producción de compost y bagazo en la planta.

De los 102.000 quintales de azúcar logrados el 2016, un tercio de la producción de Easba fue azúcar morena que se vende desde esta semana.
Lizondo señaló que el mercado principal para Easba será La Paz y El Alto. /MAM


Empresas italianas muestran interés en el alcohol de EASBA por su buena calidad

El Gerente General de la Empresa Azucarera de San Buenaventura (EASBA), Ramiro Lizondo, informó que se tiene previsto exportar alcohol producido por esta empresa a Italia para uso farmacéutico debido a su buena calidad

La autoridad anunció, mediante entrevista a la Red Patria Nueva, que mañana llegará una comitiva de empresas italianas para la negociación de futuras compras del producto

En cuanto al azúcar, informó que el pasado año el ingenio logro procesar 78 mil toneladas de caña, como materia prima, de la que logró producir 109 mil quintales de azúcar, este año se procesará 102 mil toneladas de caña y se prevé producir 160 mil quintales, y posteriormente se incrementará paulatinamente esta producción.

Se anunció que esta producción será ahora embasada también en 1 kilo y 5 kilos para su mejor comercialización y alcanzar a más mercado, además que ampliará su producción llegando a las casas bolivianas con azúcar morena y no solo de azúcar blanca como hasta el momento.

Comentó que la región de San buenaventura ya es un lugar donde se nota el progreso, gracias a la empresa que esta gestión de gobierno hizo realidad. “De aquí a unos años San Buenaventura será un referente para la producción”, dijo.

Easba recibe interés de cuatro países para comprar alcohol

- Easba informó que empresas de cuatro países expresaron el interés de comprar alcohol. La azucarera estatal instalada en La Paz realiza la valoración de precios de venta, así como el costo del transporte del producto.

El gerente general de la Empresa Azucarera de San Buenaventura (Easba), Ramiro Lizondo, manifestó que la compañía comercializa a $us 0,42 el litro de alcohol puesto en planta y dependerá de los compradores si lo transportan hasta su destino final.

“Hay una demanda importante de alcohol porque hay empresas de Rumania, Colombia, Italia y Perú que nos han hecho llegar formalmente su solicitud, por tanto, estamos valorando los precios, costos de transporte y todas esas cosas”, manifestó.

La empresa prevé producir al menos 2,5 millones de litros de alcohol, lo cual es mayor a lo que se produjo en la primera zafra, que fue 1,3 millones, la que se vendió a una empresa italiana y peruana, por lo cual se obtuvieron unos Bs 3 millones.

Ramiro Lizondo indicó que este miércoles se negociará con los ejecutivos de una firma italiana que están interesados en la calidad del alcohol que produce Easba. “Nosotros estamos conociendo recién los mercados y queremos ver cómo puede llegar nuestro producto a otros lugares tan exigentes como el europeo”, resaltó.

Easba vendió 713 megavatios (MW) de energía eléctrica al Sistema Interconectado Nacional (SIN), lo cual representa un gran aporte, recordó el gerente.

Apuntes

Easba iniciará la segunda zafra de caña en agosto de este año. La compañía vende el quintal de azúcar a la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) a Bs 207.

martes, 4 de abril de 2017

Ingenio San Buenaventura Molienda 2017 será lo que Guabirá hace en días

La segunda zafra comercial de la Empresa Azucarera de San Buenaventura (Easba) se iniciará en agosto y procesará 110.000 toneladas de caña de azúcar, informó ayer el gerente de esa empresa, Ramiro Lizondo.

“El 15 de agosto está prevista nuestra segunda zafra comercial vamos arrancar en esa fecha nos estamos preparando para que sea un éxito (...), el año pasado logramos procesar 78.000 toneladas de caña, este año está pensado procesar 110.000 toneladas de caña”, explicó a los periodistas de medios estatales.

GUABIRÁ

De acuerdo con datos del ingenio Guabirá, localizado en Warnes, Santa Cruz, el volumen de la molienda anunciada por Lizondo representa la labor de una semana. Guabirá procesa 20.000 toneladas de caña diariamente.

MANTENIMIENTO

Lizondo dijo que antes de comenzar la zafra comercial se realizarán trabajos de mantenimiento de la planta, se adquirirán insumos industriales y se contratará personal técnico.

Manifestó que se proyecta duplicar la producción de azúcar y llegar a 200.000 quintales, tomando en cuenta que en la primera zafra se produjo 109.000 quintales.

“El proyecto ya es una realidad estamos apoyando a la industrialización del país, estamos generando producto con valor agregado”, subrayó.

El Ingenio de San Buenaventura comenzó su primera zafra comercial en agosto del año pasado, la planta produce azúcar, alcohol, genera energía eléctrica, además subproductos como alimento balanceado para ganado y fertilizante y demandó una inversión de alrededor de $us 250 millones.

lunes, 27 de marzo de 2017

Sector azucarero invierte recursos en proyectos eléctricos



Los golpes de martillazos, los destellos de soldadura en la oscuridad de las gigantescas estructuras metálicas y un “enjambre” de hombres, una gran parte acullicando hoja de coca, reflejan el despliegue de trabajos en los ingenios azucareros que se alistan para la zafra cañera que empezará en mayo.

“Hemos ingresado a la cuenta regresiva, por eso estamos pisando el acelerador para dejar lista la industria el próximo mes”, señaló un mecánico mientras componía un equipo industrial en el ingenio azucarero Guabirá. El hombre evitó dar su nombre.

En el área de administración de la factoría montereña, el presidente Mariano Aguilera manifestó que los trabajos de mantenimiento y reparación de equipos industriales registran un 80% de avance previendo concluir este proceso en abril, un mes antes de la fecha programada para dar paso a la molienda. Detalló que la inversión en dichas actividades ronda los $us 7 millones.

Dio cuenta de que Guabirá está apostando desde 2016 por un plan estratégico de reconversión productiva denominado Cañero Líder, cuyo objetivo es recuperar el potencial de rendimiento de caña por hectárea, de 40 a 70 toneladas, en la presente y la próxima gestión.

Para ello, financiaron, a través de la banca privada, casi $us 4 millones para desarrollar trabajos de nivelación de suelos, sistemas de drenaje, riego y fertilización en los campos de producción de los cañeros que proveen materia prima al ingenio. Sobre las expectativas de molienda y producción, Aguilera indicó que estiman crecer un 20% con relación a 2016. En este último periodo industrializó 2.470.000 quintales de azúcar.

Desde el Ingenio Azucarero ‘Roberto Barbery Paz’ de la Corporación Unagro, el gerente general, Marcelo Fraija, indicó que, como todos los años, en esta época, ultiman los trabajos de asistencia técnica a los equipos industriales de la factoría. Tienen programado iniciar las pruebas técnicas el 15 de abril y la zafra cañera en mayo.

Consultado de la inversión en los trabajos, Fraija aclaró que por política de la corporación no refieren montos, pero que el valor es significativo. Del plan de zafra, aseguró que la meta es superar los 3 millones de quintales de azúcar, lo que equivale a un 20% de crecimiento productivo.

jueves, 23 de marzo de 2017

Lío por coparticipación pone en riesgo la zafra en Bermejo



La falta de acuerdos, entre cañeros e industriales, en torno a la coparticipación sobre la producción de azúcar pone nuevamente en riesgo la zafra 2017. El sector advierte que los accionistas de Industrias Agrícolas de Bermejo (IABSA) quieren desconocer los acuerdos que el pasado año viabilizaron la molienda de caña, repercutiendo así en la actividad que mueve la economía de Bermejo.

El presidente de la Federación de Productores Cañeros de Bermejo (Feprocab), William Carrizo, confirmó que desde el mes de noviembre del 2016 se dieron a la tarea de iniciar las negociaciones con el sector fabril con la finalidad de iniciar este año una zafra a su debido tiempo, cuando el nivel de sacarosa de la caña es óptima y el clima permite un trabajo fructífero en el campo.
Si bien se sostuvo desde entonces varias reuniones con la parte industrial para negociar el contrato de zafra 2017, los avances a los que se llegó entre las partes resultan ahora insuficientes ante el cambio constante que atraviesa la empresa, tanto en su directorio, la gerencia y el grupo de accionistas. En este último componente, se tuvieron cambios internos que conllevaron a que nuevos nombres figuren como parte de la empresa, accediendo mediante su inversión a la posibilidad de tomar decisiones.
A esto se suman los problemas internos por obligaciones laborales que no han sido resueltos y llegaron al Ministerio de Trabajo, con juicios de por medio e incluso algunos detenidos por supuestos malos manejos, lo que ha dejado a IABSA sin gerente, siendo el último que ocupó el cargo Eduardo Calderón, quien renunció debido a la complejidad de los problemas legales. Pese a ello, gracias a la mediación de la Subgobernación de Bermejo, para el día de hoy se prevé una reunión en la que posiblemente se dé a conocer quién ocupará el cargo.
En ese contexto, el nuevo presidente de la Federación de Cañeros del Sur (Fecasur), Rodolfo Garzón, expresó que no se tiene la posibilidad de negociar un contrato que dé viabilidad a la zafra de este año, ya que quienes toman la batuta son los accionistas, quienes desconocen los acuerdos del 2016, anteponiendo el interés económico a la necesidad que tiene Bermejo de poder activar su economía con la zafra.
“Antes la torta de toda la producción agroindustrial de Bermejo la compartíamos en dos partes, una parte se la llevaban los trabajadores fabriles y la otra los cañeros, pero ahora ha ingresado un tercer elemento que vendrían a ser los accionistas, que mediante un señor Juan Claure que se arroga ser el accionista mayor, están queriéndose llevar una tercera parte, es decir cada vez la torta queda más chica para los trabajadores y los cañeros que generan el movimiento económico para Bermejo. Desconocen los acuerdos y están haciendo que no haya avances hasta la fecha”, indicó.
Si bien, no acatar la Ley 307 que establece una participación del sector cañero tanto en la caña como en el alcohol, fue la última opción para poder iniciar la zafra el pasado año, Garzón indicó que ahora nuevamente el tema de coparticipación es el punto de disenso.
Indicó que la base de negociación para su sector es al menos respetar la modalidad del pasado año, ya que la situación de la empresa no está para que los cañeros obtengan lo que legalmente corresponde, por lo que plantean recibir 59.8 kilos de azúcar por cada tonelada de caña ingresada al ingenio.

el
apunte

Producción
de caña se
incrementa
en Bermejo

Los cañeros indicaron que el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf) realiza el monitoreo al crecimiento de la caña en los campos. Los últimos informes que fueron elevados al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, dan cuenta de que este año la producción llegará a 630 o 650 mil toneladas.
El ejecutivo de la Federación de Zafreros, Fausber Soraide, pidió a las partes llegar a acuerdos en bien de toda la población, ya que hace 5 años que no se puede iniciar una zafra en la época que corresponde.

domingo, 19 de marzo de 2017

Sector azucarero invierte en proyectos eléctricos



Los golpes de martillazos, los destellos de soldadura en la oscuridad de las gigantescas estructuras metálicas y un ‘enjambre’ de hombres, una gran parte acullicando hoja de coca, reflejan el despliegue de trabajos en los ingenios azucareros que se alistan para la zafra cañera que empezará en mayo.
“Hemos ingresado a la cuenta regresiva, por eso estamos pisando el acelerador para dejar lista la industria el próximo mes”, señaló un mecánico mientras componía un equipo industrial en el ingenio azucarero Guabirá. El hombre evitó dar su nombre.

En el área de administración de la factoría montereña, el presidente Mariano Aguilera manifestó que los trabajos de mantenimiento y reparación de equipos industriales registran un 80% de avance previendo concluir este proceso en abril, un mes antes de la fecha programada para dar paso a la molienda. Detalló que la inversión en dichas actividades ronda los $us 7 millones.

Dio cuenta de que Guabirá está apostando desde 2016 por un plan estratégico de reconversión productiva denominado Cañero Líder, cuyo objetivo es recuperar el potencial de rendimiento de caña por hectárea -de 40 a 70 toneladas- en la presente y la próxima gestión.

Para ello, dijo que han financiado, a través de la banca privada, casi $us 4 millones para desarrollar trabajos de nivelación de suelos, sistemas de drenaje, riego y fertilización en los campos de producción de los cañeros que proveen materia prima al ingenio.

Sobre las expectativas de molienda y producción, Aguilera indicó que estiman crecer un 20% con relación a 2016. En este último periodo industrializó 2.470.000 quintales de azúcar.

Desde el Ingenio Azucarero ‘Roberto Barbery Paz’ de la Corporación Unagro, el gerente general, Marcelo Fraija, indicó que, como todos los años, en esta época, ultiman los trabajos de asistencia técnica a los equipos industriales de la factoría. Tienen programado iniciar las pruebas técnicas el 15 de abril y la zafra cañera en mayo.
Consultado de la inversión en los trabajos, Fraija aclaró que por política de la corporación no refieren montos, pero que el valor es significativo. Del plan de zafra, aseguró que la meta es superar los 3 millones de quintales de azúcar, lo que equivale a un 20% de crecimiento productivo.

Desde el Ingenio Sucroalcoholero Aguaí S.A. dieron cuenta de que al margen de los trabajos de mantenimiento de la planta industrial que es nueva, aprovechan la interzafra para realizar mejoras en las instalaciones.
Especificaron que este año registran un repunte de 14.000 a 16.000 hectáreas sembradas en el área de influencia de ingenio. Prevén incrementar un 20% el volumen de caña procesada -fueron 663.000 toneladas en 2016- para incrementar entre un 20 y un 30% la proporción de la producción de azúcar.
Desde el área ejecutiva del ingenio azucarero Bermejo de Tarija explicaron que por problemas internos, desde mañana, acelerarán en 90 días los trabajos de mantenimiento de la factoría. Con este atraso estiman empezar a producir azúcar en la segunda quincena de junio.
Bermejo invertirá $us 1 millón en mejoras en las instalaciones industriales y la renovación de equipos que presentan deterioro o que sufrieron mayor desgaste en la zafra de 2016.

Energía eléctrica

La corporación Unagro, según Fraija, está en fase inicial de acondicionamiento de la fábrica para desarrollar el proyecto de cogeneración de energía eléctrica, a partir de bagazo de caña.
Unagro en época de zafra genera 15 megavatios, de los que 10 consume la factoría y los restantes 5 se inyectan al
Sistema Interconectado Nacional (SIN). Con el nuevo emprendimiento Unagro perfila generar más de 30 megavatios, entre 12 y 14 para el ingenio y por encima de 20 para vender al SIN.

Desde la perspectiva del ejecutivo es un proyecto de largo aliento que demandará una significativa inversión. Prevén el inicio de operaciones para 2018, siempre y cuando se concrete la ampliación de la red de tendido eléctrico hasta el ingenio.

Sergio Arnez, jefe de Guabirá Energía, indicó que hay planes de ampliación de dos proyectos de generación a partir de energías alternativas -bagazo y biogás-, pero que están condicionados a una licitación para poder ofertar el suministro.
En época de zafra, Guabirá Energía genera 16 megavatios para la factoría e inyecta 21 megavatios al SIN. Este año, según Arnez, se adicionarán 5 megavatios al sistema nacional.

Crece demanda de servicios

La demanda de mano de obra, venta de repuestos para maquinaria agrícola y servicios de reparación de tractores, chatas, cargadoras y cosechadoras de caña empiezan a intensificarse en las áreas de influencia de los ingenios azucareros del norte.
En varios talleres de Montero y Minero se vio que las instalaciones están llenas de cargadoras y cosechadoras de caña.

En tiendas de Montero que comercializan repuestos para el agro, más de un vendedor consultado refirió que, por ahora, el sector cañero y el soyero acaparan la demanda de piezas para reparar equipos e implementos agrícolas e industriales

Crece frontera agrícola cañera y se proyecta mayor producción
Datos de los actores primarios de la cadena productiva -cañeros- así como del sector industrial dan cuenta de que este año la superficie sembrada de caña en las áreas de influencia de las cinco factorías del norte cruceño creció de 132.125 a 142.000 hectáreas.

La zona seis que comprende, entre otros municipios, Portachuelo, Santa Rosa del Sara, Buenavista, Santa Fe y Yapacaní, y el extremo norte del área de influencia del ingenio sucroalcoholero Aguaí, son las nuevas zonas que concentran la mayor expansión de la frontera agrícola cañera en el departamento de Santa Cruz.
Tomando en cuenta que este año hay mayor disponibilidad de caña en campo, el sector cañero estima aprovisionar unas 5,7 millones de caña para moler y refinarla en azúcar.

Los cañeros creen que este año la molienda será mejor que la de 2016 en cuanto a rendimiento -toneladas de caña por hectárea- lo que les permitirá aliviar la deteriorada economía sectorial castigada por exceso de lluvia en la época de zafra 2015 y un déficit hídrico en la pasada gestión.

El sector industrial anticipa que la producción de este año será mayor a la registrada en 2016 y que, por ahora, no hay ninguna amenaza para que los ingenios cubran su cuota y aseguren el consumo interno que ronda los 8,5 millones de quintales de azúcar.

Anticipan que la molienda de este año empezará en mayo y que las estimaciones de producción rondan los 9,3 millones de quintales de azúcar, sin contar la proyección del ingenio Bermejo de Tarija que proyecta procesar 1,1 millones de quintales de azúcar.

En 2016, las cinco factorías cruceñas y el ingenio tarijeño industrializaron 8,4 millones de quintales de azúcar, justo lo que se requiere para cubrir el consumo interno.